2012_ El año de ayudar

Ya hemos llegado al 2012, ese año apocalíptico en el que la civilización Maya auguró el fin del mundo, según algunas teorías. Una civilización que conoció su época dorada y su caída hace siglos, pero que aun tenemos en nuestras memorias. En cambio, no nos acordamos tanto de aquellos que habitan actualmente el país en el que construyeron los templos y ciudades como Tikal: Guatemala.

Curiosamente, este año hemos sabido el dato desalentador de que Guatemala se encuentra entre los países mas pobres y con mayor índice de violencia del mundo. Como se puede apreciar, ahora sí necesitan nuestra memoria y sobre todo nuestra ayuda.

Pero, ¿qué puedo hacer yo? Esa es la gran pregunta que estará rondando la cabeza de muchos de nuestros lectores ahora mismo. Por suerte, ya existe un grupo de estudiantes que pensó lo mismo hace 6 años y comenzó un proyecto de ayuda con los más necesitados.

Estudiantes de Arquitectura y Arquitectura Técnica de la Universidad de Navarra en colaboración con estudiantes de la Universidad del Istmo de Guatemala y con el apoyo de la ONG FUDI y la fundación RODE decidieron, tras los huracanes Stan y Agatha, ayudar a todas aquellas familias que se habían quedado sin vivienda debido al desastre natural, hundiéndolos cada vez más en el umbral de la pobreza y con todo lo que ello conlleva: hambre, falta de educación e imposibilidad de prosperar. De esta manera, el primer paso era realizar un proyecto de vivienda de bajo coste que ofreciera a estas personas un techo bajo el que vivir. Para ello se realizó un tipo de casa ya experimentada por la ONG con elementos prefabricados sistema MAGMUT.

Una vez realizada la primera parte, llegaba la gran pregunta: y ¿cómo lo financiamos? En ese momento empezó el gran trabajo.

Durante un año, 6 generaciones de estudiantes dedican 365 días de su vida a realizar trabajos varios para conseguir dinero para financiar las viviendas: venta de camisetas, organización de eventos de concienciación dentro y fuera de la universidad, fiestas, asistencia a programas de televisión como público y por supuesto, el puerta a puerta a empresas y particulares. Un largo año lleno de altibajos , pesares y alegrías en los que sientes la necesidad de conseguir cada vez más dinero porque sabes que eso significa cambiarle la vida a una familia: una gran responsabilidad.

Pero todo ello recibe sus frutos cuando llega el día de coger el avión e ir a trabajar. Se mezclan en el cuerpo sensaciones de incertidumbre e ilusión, sin ser conscientes totalmente del trabajo duro que le espera al grupo durante un mes. El trabajo no acaba al recaudar el dinero, puesto que los propios estudiantes se trasladan al país para ponerse el casco, las botas de obra y hacer el trabajo de albañil: a CONSTRUIR.

Un mes muy duro en el que se pasa mucho calor de día y frío de noche, donde empieza a llover como si no fuera a parar nunca. Duermes en catres y te duchas con tinajas de agua y como puedes; pero sobre todo un mes increíble lleno de grandes experiencias y amistades.

Donde levantarse por la mañana a las 5:30 no es un esfuerzo sino una ilusión para terminar de hacer aquella zanja que empezaste y comenzar a hormigonar los pilares o terminar las paredes para poder colocar el techo.

Todo ello mientras los propietarios te ayudan y vas viendo en sus ojos esperanzados como aquel sueño de volver a tener una casa empieza a convertirse en una realidad.

Y por supuesto, no olvidemos a los niños, esos pequeños inocentes que agradecen y saborean un caramelo como si fuese el mayor de los regalos del mundo o que realizan sus tareas diarias rapidísimo después del colegio (aquellos que tienen la fortuna de poder ir) para disfrutar de un momento de juegos e intercambio social.

        

De esta manera pasan los días hasta que llega el gran día, ese en el que estás contentísimo porque le entregas a la familia las llaves de su nueva casa, pero también ese en el que se acaba el mejor mes de tu vida y tienes que decir adiós a niños, familias, amigos y todos los colaboradores.

Bueno, ya veis, ya hay alguien que colabora para ayudar a este gran país, pero necesitamos COLABORACIÓN DE TODOS VOSOTROS; y más en estas épocas de crisis. Por esa razón, la próxima vez que os preguntes “¿ pero qué puedo hacer yo?”, os pido que colaboréis, desde una pequeña ayuda hasta una grande, todo es agradecido y necesario.

¡¡¡¡2012: EL AÑO DE AYUDAR!!!

www.NoDesignGuatemala.com

Anuncios

Acerca de laialtzo

Arquitecta
Esta entrada fue publicada en _. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 2012_ El año de ayudar

  1. laialtzo dijo:

    me gustaría recordar a los lectores, que el artículo tiene carácter informativo y una manera de trasmitiros a todos lo que fue para mi esta experiencia. Pero si alguien quiere saber más hemos añadido un enlace de la web de la organización donde podréis leer lo que se ha ido realizando estos años y lo que se va a seguir haciendo este año!
    2012: UN AÑO DE AYUDAR!!! GRACIAS!

  2. Almudena Redondo dijo:

    yo también fui en 2010, la experiencia de mi vida. Amistades, otras culturas, paisajes increibles, momentos entrañables y grandes enseñanzas… imprescindible!

  3. Ana Jordán dijo:

    Hace ya dos años que tuve la oportunidad y el regalo de poder participar en este proyecto. Y digo suerte porque es una experiencia única, inolvidable y que te cambia el chip de una forma que no esperabas. Te das cuenta que no necesitas practicamente nada para ser feliz!

    Trabajo duro durante todo el año, para luego llegar y recibir más de lo que das. Antes de ir piensas que les vas a abrir el mundo, nuevas oportunidades a su alcance, un hogar donde poder soñar y luchar por lo que quieren. Es así, pero lo que no te imaginabas es que recibes mucho mas de lo que das; una gran cura de humildad, que estas acostumbrado a utilizar mil objetos que realmente no necesitas y que es la sociedad, el ritmo de esta sociedad quien de una forma u otra te lo impone. Y sobretodo BONDAD, la bondad infinita que puede tener el ser humano que no se ha corrompido. Es en ese momento cuando piensas que aun hay esperanza para un mundo mejor.

    El año del 2010 estuvimos en Xecohil, se encuentra en el Altiplano guatemalteco. Pueblo en el que se habla un antiguo dialecto maya, el cachique, y que aún siguen utilizando costumbres de sus antepasados : Temazcal (casa de vapor: baño indígena con vapor de agua de hierbas aromáticas). Nunca habían tenido conviviendo con ellos a gente de fuera, por lo que la desconfianza inicial, causante también por la guerra civil que habían tenido no hace tanto, se rompió con tanta rapidez como en el momento que veían que sus hogares empezaban a coger forma. La ilusión formo parte entre todos desde un principio, el “patriarca” de mi familia dejo de trabajar durante un mes para poder ayudarnos en todo el momento con lo que suponía para una familia de 12 miembros, con menos de 10 dólares diarios.

    Pero sobre todo, yo me quedo con la generosidad de la gente con la que compartimos semejante mes. Pese no tener nada, dan lo poco que tiene. Muy distinto a nuestro comportamiento.

    UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE ¿¿TÚ QUE HACES PARA MEJORARLO?? APORTA TU GRANITO DE ARENA!

  4. María Tapia dijo:

    A qué poquito me quedé para poder construir yo también las viviendas y aunque no fuera, también gané amistades ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s